La comida mediterránea

a gastronomía mediterránea se le conoce como los platos típicos y formas de preparación en las zonas del Mediterráneo, especialmente en el sur de Europa . Los tres elementos centrales de esta comida son : el oliva, el trigo y el Vid , ya que estos se utilizan en la preparación del aceite de oliva, del pan , de la pasta y del vino.


El olivo parece provenir de la región de Persia y la Mesopotamia, cultivado por primera vez hace seis mil años. Se extendió desde allí a las áreas cercanas, y se ha cultivado desde la edad de bronce temprana (hasta el 3150 a. C.) en el sur de Turquía, el Levante y Creta. Actualmente, los diez países con las mayores cosechas (en 2011) están cerca del Mediterráneo (Portugal es el décimo más grande): juntos, producen el 95% de las aceitunas del mundo.

Uno de los elementos más empleados en la gastronomía mediterránea es la verdura, junto con el arroz protagonista de paellas y rissottos.
Hay uso intensivo de las legumbres , que aparecen incluso en las ensaladas, pero no se emplean en potajes.
En el terreno de las verduras se puede decir que hay mucha variedad de platos que suelen participar como principales en las comidas: sopa de verduras como gazpacho y vichyssoise, etc..


Todos hemos oído y leído acerca de la dieta mediterránea. España consta de muchas zonas de mucho sol , Por lo tanto, la comida española contiene una amplia variedad de frutas y hortalizas frescas, granos y nueces, una gran variedad de peces del Atlántico y el Mediterráneo, así como las carnes rojas y carne de cerdo. Aunque cada país del mediterráneo tiene su propia cocina y únicos hábitos alimentarios, hay características generales que son las mismas en todo el Mediterráneo, incluyendo España.
La dieta mediterránea no es realmente una dieta (este término proviene de los países occidentales) es simplemente un hábito, una forma saludable de alimentación y parte del estilo de vida del español!

La dieta mediterránea ha sido una de las más saludables del mundo y sus ventajas médicas han sido demostradas las cuales pueden ayudarle a protegerse de las enfermedades crónicas. Como ocurre con todas las dietas, desde los platos más básicos, los alimentos más comunes y los más frescos ingredientes, darán como resultado que estos sean más saludables. La forma más sana de comer es a la par de las estaciones.
Las frutas y hortalizas frescas, pan, patatas, frutos secos y los frijoles se consumen diariamente en grandes cantidades. El aceite de oliva es la principal fuente de grasa, que es una grasa monoinsaturada (llamado a veces «grasas buenas») y no aumenta el colesterol en la sangre de la misma manera como las grasas saturadas y grasas lo  hacen.
El pescado es consumido varias veces a la semana y contiene aceites omega-3, se cree que reduce el riesgo de enfermedades del corazón. La carne y aves de corral se consumen en pequeñas cantidades. El vino es consumido con moderación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En este momento no recibimos pedidos, Nuestro horario para domicilios es de 13 a 16 y de 20 a 23 horas (Domingos cerradoo)

× ¿Podemos Ayudarte?